jueves, 21 de septiembre de 2017

LAS LÁGRIMAS DE SHIVA


En cierta ocasión, hace ya mucho tiempo, vi un fantasma. Sí, un espectro, una aparición, un espíritu; lo puedes llamar como quieras, el caso es que lo vi. Ocurrió el mismo año en que el hombre llegó a la Luna y, aunque hubo momentos en los que pasé mucho miedo, esta historia no es lo que suele llamarse una novela de terror. Todo comenzó con un enigma: el misterio de un objeto muy valioso que estuvo perdido durante siete décadas. Las Lágrimas de Shiva, así se llamaba ese objeto extraviado. A su alrededor tuvieron lugar venganzas cruzadas, y amores prohibidos, y extrañas desapariciones. Hubo un fantasma, sí, y un viejo secreto oculto en las sombras, pero también hubo mucho más.


Así arranca Las lágrimas de Shiva, la novela de César Mallorquí ganadora del premio Edebé de literatura juvenil que debéis leer este trimestre y en la que intervienen buenas dosis de amor, intriga y un misterio del pasado que hay que resolver, como inferimos de sus primeras líneas.

Aprovechad estas primeras semanas de clase para empezar a degustarla y saborearla, pues los atracones de última hora no son nada recomendables y, además, producen indigestión.

Y aquí está la habitual guía de lectura. Sé que es bastante extensa, pero su realización no es obligatoria, aunque sí recomendable para que asimiléis mejor la novela. Quien quiera realizarla y entregarla en formato trabajo tendrá su merecida recompensa. Ante cualquier duda que os surja durante su realización, consultadme, por favor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario